AQUÍ Y AHORA



Recomendar este
Sitio Web
Tu Nombre:
Tu E-mail:
Nombre de su Amigo:  
Email de su amigo:  


“La  Mediación del Docente en el Proceso de Comprensión de Lectura”

Mitzy M. Flores S.

La Formación Docente y los Esquemas de Pensamiento

Un proceso serio de actualización en la institución educativa, generalmente considera algunos factores que pudieran influir en el personal al que va dirigido. Entre estos factores se encuentran la formación académica, las condiciones socio-económicas,  culturales y  las psicológicas.  Estas últimas son de mayor relevancia si se trata de la enseñanza de la lengua escrita por las profundas implicaciones afectivas y cognitivas que supone.

Entre  los factores psicológicos implicados en el proceso de actualización del docente que resulta pertinente resaltar para los objetivos de este taller, se encuentran los procesos de pensamiento y más específicamente la formación de mapas, modelos, paradigmas o esquemas mentales  relacionados con la enseñanza de la lengua escrita.

Barroso (1987) afirma que  “los mapas son informaciones codificadas, inicialmente obtenidas de nuestros padres, maestros y  personas importantes más cercanas que hemos ido guardando” (p. 60). Estos son útiles para:  identificarnos, relacionarnos, y ubicarnos. Los mapas guían nuestros comportamientos,  son nuestra representación del mundo, la referencia que tenemos de él, más no el mundo mismo como sugiere Korsybski (1 982).

Román (1 989)  define los mapas como modelos de representación cognitiva del mundo, de los objetos que lo conforman y hasta de uno mismo. O’Connor y Seymour  (1 992)  aluden la importancia de la elaboración de filtros o esquemas que seleccionan y clasifican algunos elementos de nuestra realidad para poder comprenderla. La vida, la docencia, la didáctica, la lectura, tales  y como las conocemos  son el resultado de los diversos mapas o esquemas mentales que hemos empleado para comprenderlas, aprehenderlas y representarlas.

Pensar, Conocer y Enseñar  la Lengua Escrita

En las últimas décadas el  Hombre ha sido testigo de transformaciones inimaginables en todas las áreas del saber. El conocimiento valorado por las ciencias en el siglo XV  es muy diferente al de nuestra época. Ha cambiado el mundo tan drásticamente, entre otras cosas, porque el Hombre mismo se ha percatado,  ha actualizado y optimizado su manera de pensar.

Los profesionales de la docencia - al igual que los de otras disciplinas- elaboran, ejercitan y actualizan sus esquemas según sus necesidades. Sin embargo en la mayoría de las escuelas, en lo referente a la enseñanza de la lectura y la escritura, pareciera no haber cambios significativos a través del tiempo, por lo cual se siguen implementando diferentes métodos que ignoran  los constantes y recientes aportes de las investigaciones en el campo de la psicolinüística y psicogenética.

En líneas generales el docente no ha actualizado ni modificado sus esquemas mentales en cuanto a la  didáctica de la lengua escrita por lo que  repite los mapas aprendidos aunque los considere inadecuados. Esto tiende a ocurrir por diversos factores, sea porque desconoce otros medios más adecuados o porque aún conociéndolos, se resiste a cambiarlos (Porlán, 1 993).  El resultado más evidente lo constituyen los elevados índices de repitencia o exclusión escolar de la primera etapa de Educación Básica asociados a   un aprendizaje  deficiente  de  la  lectura y  la escritura  como refiere el ente educativo oficial (1 996).

Venezuela: Contexto Histórico y Conocimiento Didáctico 

A partir de la década de los ochenta  comenzaron a realizarse en el país las primeras investigaciones relacionadas con el desarrollo y la didáctica de la lectura y la escritura. La Dirección de Educación Especial del Ministerio de Educación  (1 984) incursionó en la propuesta pedagógica sustentada en  los aportes de la psicolinguística y psicogenética, como parte de un proceso de prevención de las dificultades de aprendizaje.

Uno de los legados de estas investigaciones se refería a la necesidad de actualización del docente en cuanto a la fundamentación teórica de esta propuesta y a la urgencia de hacer cambios en la didáctica de la lengua escrita. Todo con el fin de disminuir los elevados índices de repitencia, deserción y remisiones a los servicios por supuestas dificultades de aprendizaje. Si recordamos que uno de los criterios predominantes para la aprobación de grado en la primera etapa es precisamente la adquisición y desarrollo de la lectura y la escritura, estableceremos una relación estrecha entre ésta y las alarmantes cifras oficiales.

Ferreiro  (1 979),  Gómez (1 996),  Lerner, (1 985), Muñoz (1 996) y  Odremán   (1 993)  comentan que el problema se agrava porque en la escuela no se usa la lengua escrita para cumplir con una función comunicativa (como es el caso de la lengua oral) sino que se artificializa con actividades como la copia y el   dictado que en la vida diaria rara vez son usadas para tal fin.

Los métodos  de enseñanza de la lectura y escritura se han centrado en la memorización de letras aisladas  que luego conformarán  palabras y más tarde oraciones. Bajo esta concepción mecanicista  (Capra, 1 985),  el niño debe ser pasivo ante el conocimiento suministrado por el maestro.

Para transformar la pedagogía vigente es necesario actualizar al docente en la didáctica de la lengua escrita, partiendo de la reflexión sobre su propia condición de  usuario de la lengua, es decir, como lector y productor de textos. Muñoz, (1  992) sugiere ofrecer a los docentes una actualización que propicie  el aprendizaje de la lengua escrita a partir de estrategias coherentes con los intereses y el contexto del maestro y del alumno.

Tal y como señalan Pinto y Palencia (1 994), las carreras de formación docente pocas veces estimulan los hábitos de lectura en sus estudiantes, así que cuando les corresponde ejercitarse  profesionalmente,  son incapaces de desempeñarse efectivamente como promotores de lectura y escritura.

 Lo que necesitamos para transformar la enseñanza  

La situación  descrita merece ser  investigada a la vez que asumida enérgicamente con acciones que a  corto y  mediano plazo permitan transformar la  situación actual. Viñao    (1 993) y Pinto y Palencia (1 994) concluyen en sus investigaciones referidas a la capacitación en esta área, que existe una necesidad del docente de renovar sus conocimientos en materia didáctica como vía para el mejoramiento de la calidad de la educación. Señalan además que la capacitación en servicio que estos docentes reciben carece de una formación conceptual sólida que aprecie el valor de la lectura como legado histórico de la Humanidad.

Odremán  (1 994) afirma que la formación de los docentes en el área de lectura y escritura  en nuestro país se ha fortalecido gracias a la participación de los mismos en diferentes proyectos comunitarios, regionales, nacionales e internacionales.  Este efecto unificador, de pertenencia y  cohesión  que  se genera con los proyectos dentro de las escuelas  favorece el diálogo, la creación de vínculos de arraigo, la confianza, entre los participantes y sobre todo la reflexión y producción de soluciones pertinentes ante los problemas pedagógicos que se presenten.

El Futuro: La investigación dentro de la Escuela

Pensando en la necesidad de crear y validar conocimiento didáctico en el área de la lengua escrita, Muñecas (1 995)  plantea como alternativa fomentar la investigación en las aulas. Los docentes –apoyados por otros profesionales dedicados a esta área- tendrán más oportunidades de acceder, como protagonistas del hecho educativo, a los saberes conceptuales subyacentes a su práctica.

Manterola (1 995), invita al docente a revisar su posición epistemológica, psicológica y didáctica. Fundamenta sus ideas en la prioridad que tiene la toma de conciencia del docente en cuanto a su desempeño profesional, profundiza en cuanto a las repercusiones  que tiene el basamento conceptual del docente como guía de su práctica y finalmente, apunta hacia la investigación en el aula como elemento fundamental de transformación. 

De la misma manera,  Muñoz (1 996) apoya estas ideas así como señala que la falta de una política de actualización coherente y efectiva (que garantice la continuidad de los  programas y  proyectos) han impedido producir cambios significativos en las prácticas relacionadas con la alfabetización.

Este panorama requiere la intervención urgente de quienes tienen la responsabilidad de conducir el destino educativo de una nueva generación, por lo que es necesario ejecutar acciones destinadas a transformar la calidad de vida de la sociedad a partir de una educación más sólida, coherente y significativa, fundamentada en las competencias de lectura y escritura de sus habitantes.

 

Autor: Mitzy M. Flores S.
Papel de Trabajo
Valencia, Venezuela,
Mayo 2 001

 




COMENTE ACERCA DE NUESTRO PUBLIREPORTAJE.
Escriba su Nombre y Apellido: 
Escriba su Email: 
COMENTARIO:
 

Si este artículo es de tu interés, por favor atiende esta solicitud:

Estamos convencidos que la información en la red es un bien común, por eso nos da mucho gusto poder compartir este esfuerzo de producción escrita contigo. Si deseas copiar, editar, imprimir, grabar por cualquier medio este artículo tienes nuestra autorización, solo te solicitamos que:

1. Incluyas el nombre del autor y la nota Copyright © 2005 por misionpsique.com

2. Por favor copia el texto íntegro, sin ningún tipo de modificación

3. Nos mantengas informado del medio donde lo vas a utilizar y los fines para lo que se usará. Nos gustaría mucho vernos recorriendo el mundo y colaborando con el crecimiento y bienestar del ser humano. Esta es parte de nuestra contribución.

4. Cuando su uso sea para la World Wide Web , es muy importante para nosotros que cites nuestro Web Site y en lo posible mantengas un hipervínculo con nuestra dirección electrónica.

¡Muchas Gracias!

 



PROXIMO EVENTO

 

Comuníquese con nosotros a través de nuestro Telfax: +58-0241-8234772, Cel: +58-0414 422 41 99 / +58-0414 422 43 71
Todos los Derechos Reservados. Copyright © Mision Psique '2005-2007 / Politicas de Uso.
Diseñado por: Webglobal